Las redes sociales en la atención sanitaria

Uno de los muchos usos que pueden darse a internet aplicada a la salud es la posibilidad de romper con el tipo de visita que se realiza (generalmente al médico) en los centros de salud. Desde que la sanidad es sanidad, para que un médico pudiera escuchar la demanda, explorar, diagnosticar y tratar es imprescindible que el usuario se persone en la consulta (con todo lo que eso lleva aparejado: llamada de teléfono, solicitud de cita, mecanización de cita, espera, masificaciones, presión asistencial,…)

En los últimos tiempos se están experimentando formas distintas de conexión o comunicación médico-paciente. Existen propuestas “institucionales”, en la mayoría de los casos poco atrevidas, muy conservadoras y por lo tanto, poco innovadoras; y existen profesionales que han tomado la decisión de dar un paso al frente en esto de aplicar las nuevas tecnologías a su trabajo diario.

Uno de los ejemplos más conocidos es el del Dr. Salvador Casado (hay muchísimos más) que desde su consulta de Villalba de la Sierra (Madrid) y con ingenio y ganas (ni siquiera se necesita invertir dinero, puesto que todas las herramientas que utiliza son gratuitas) se comunica con el mundo y con sus pacientes utilizando las posibilidades que ofrece internet. Dispone de una cuenta de Twitter para informar de las incidencias de su consulta; de un blog para ir narrando día a día sus peripecias asistenciales; de un calendario de Google para comunicar sus ausencias (guardias, vacaciones,…) y de un correo electrónico abierto a sus pacientes para resolver dudas o consultas no presenciales. Y según él todas estas vías las utiliza y le ayudan en su trabajo diario.

Lo que demuestra que cuando las iniciativas no vienen por la vía que deben llegar (la administración) son los propios profesionales los que, con pocos recursos y poco tiempo para invertir, se animan a experimentar nuevos formatos de atención y comunicación. Los profesionales… o los usuarios, porque resulta que los usuarios también tienen la necesidad de innovar en la forma de acceder a su médico. En las últimas semanas ha comenzado a funcionar una red social por y para pacientes crónicos, familiares, cuidadores y personal sanitario, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de este tipo de pacientes que por sus características, en ocasiones tienen serios problemas para personarse en el centro de salud o son protagonistas de una alta frecuentación.

La red en cuestión se llama Qoolife y no sólo benefiará a los propios pacientes y su entorno, sino también a los profesionales que podrán gestionar este tipo de pacientes y patologías de una forma distinta a como se está haciendo desde hace varias decenas de años.

Y es que la atención sanitaria debe insistir en esas vías “alternativas”: la telemedicina, las redes sociales, las comunicaciones virtuales con los pacientes, los autocuidados,… son el futuro de la sanidad.

¿Os parecen útiles estas herramientas aplicadas a la medicina?

Anuncios

Un pensamiento en “Las redes sociales en la atención sanitaria

  1. La utilización de las redes sociales en la sanidad es un imperativo que, queramos o no, se impondrá próximamente. Los sanitarios tendríamos que iniciar formación y adaptación para conocer estas nuevas herramientas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s