Obstáculos para la mejora

Buzzefalo y Santi desde Flickr

Existen multitud de comportamientos y actitudes que impiden que podamos avanzar y mejorar en todo aquello que hacemos. Suelen ser detalles incrustados en nuestra quehacer diario que repetimos de manera imperceptible pero que suponen un lastre importante para hacer las cosas con un mínimo nivel de calidad.

En estos días estoy repasando documentación para dar forma al nuevo proyecto que estamos intentando poner en pie en mi Gerencia. Se trata (ni más, ni menos) de un Plan estratético de Comunicación interna para una empresa pública con algo más de mil profesionales y con una dispersión geográfica importante. Ya os podréis imaginar lo complejo del proyecto y la dificultad que entraña intentar en ese contexto (administración pública, dispersión, variabilidad de estamentos profesionales,…) poner en práctica tanto estrategias como herramientas innovadoras. Pero no es de esto de lo que me gustaría hablar hoy, puesto que estoy preparando un post para los próximos días que me ayude a profundizar en este proceloso mundo de la comunicación en el interior de las empresas y, al mismo tiempo mostrar los entresijos de mis propuestas.

El caso es que documentándome con blogs, webs, twitter y documentos analógicos que tengo en mi repositorio particular, me he encontrado con una relación de obstáculos para la mejora que me ha parecido interesante compartir aquí, sobre todo para poner en práctica un ejercicio de enmienda e intentar modificar algunos hábitos o rutinas que nos permitan hacer las cosas un poquito mejor con un mínimo esfuerzo. Allá va la relación de obstáculos para la mejora:

  • Ser protagonista de los éxitos y víctima de los fracasos
  • Escuchar para responder en vez de para entender
  • Definir unilateralmente los objetivos a conseguir por un grupo, sin escuchar a todos los que pueden verse afectados.
  • Aparentar que las opiniones de los demás son importantes, cuando en realidad no las escuchas.
  • Esconder información relevante y compartir sólo aquello que apoye el propio punto de vista.
  • Permitir que todo valga para justificar los objetivos (aunque intentes convencer de lo contrario)
  • Pensar de forma convencional.
  • Justificar las decisiones unilaterales alegando evitar molestar a los demás.
  • Reprimir las emociones para cuidar la propia imagen.
  • No enfrentar el conflicto, intentando esquivarlo para que el paso del tiempo obre.
  • No permitir hablar de temas controvertidos (aunque verbalicemos justo lo contrario)

Estos son algunos obstáculos. ¿Se te ocurre alguno más?

Anuncios

Un pensamiento en “Obstáculos para la mejora

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s