Gestionando incertidumbres respecto a la comunicación interna

comunicación internaEl conocimiento y la información son activos organizativos fundamentales. Es importante reflexionar sobre los procesos que permiten construir el conocimiento y distribuir la información.

Uno de los grandes objetivos que nos hemos autoimpuesto en mi trabajo para los próximos meses es el de elaborar, implantar y desarrollar una Estrategia de Comunicación Interna efectiva. El empeño no es menor y requerirá esfuerzo y aprendizaje. Me han adjudicado la responsabilidad de la elaboración e implantación del Plan y la próxima semana tenemos la primera reunión para exponer las líneas maestras de lo que pretendemos. En los últimos días estoy intensificando mi lectura de documentos, planes estratégicos, blogs,… referidos a la Comunicación interna y no consigo eliminar la neblina que se extiende a mi alrededor y no me deja ver los grandes objetivos hacia los que hay que caminar. Antes de seguir creo que es importante mencionar que en mi Gerencia (Área sobre el que se implantará la Estrategia resultante) abarca aproximadamente el 80 por ciento del territorio de la provincia de Ciudad Real, lo que supone una dispersión geográfica muy importante y gestiona aproximadamente a mil trabajadores. Con estos dos datos ya os podréis imaginar lo estratégicamente importante [y necesario] que resulta asentar las bases de una buena comunicación interna.

A modo de tormenta de ideas, he aquí algunas dudas que me asaltan en el inicio de esta acción de mejora.

COMUNIDAD DE PRÁCTICA. En primer lugar me gustaría plantear este proyecto como una Comunidad de Práctica. Para nosotros sería la primera experiencia en este tipo de acción-formación lo que supone un esfuerzo extra. “Vender” la idea no sólo al Equipo directivo, sino también a la Unidad de Formación, Docencia e Investigación es un reto. Al fin y al cabo esta Unidad es la encargada de reconocer oficialmente los esfuerzos formativos.

Desarrollar una ComP supone mantener su filosofía, y para ello hay que comenzar por permitir la participación en la comunidad de cualquier trabajador que esté interesado realmente en formar parte de ella (nos aseguramos de esta forma la existencia de una previa y necesaria motivación). Experiencias anteriores frustradas nos han enseñado que constituir un grupo de trabajo preseleccionando [y forzando] a los componentes no es un buen método (desmotivación, baja o nula participación, ninguna aportación,…)

Y finalmente, para que la comunidad sea operativa debemos contar con una plataforma de trabajo práctica y cómoda para todos que nos permita contactar y compartir (hoy por hoy este punto lo tenemos casi resuelto)

FEEDBACK. Me parece un punto fundamental. De él dependerá el éxito o fracaso de la implantación de la Estrategia de Comunicación Interna. Aquí me asaltan varias y variadas dudas. ¿Cómo conseguir que todos los trabajadores se conviertan en potenciales emisores de información? ¿Qué herramientas utilizar? ¿Cómo trabajar la información recibida para convertirla en información útil para todos?

INNOVACIÓN. Se está haciendo últimamente un uso extensivo y abusivo del concepto “innovación” y eso me preocupa. Pero realmente es necesario innovar en la implantación de una estrategia de comunicación aprendiendo de errores pasados, de antiguas experiencias (o de experiencias de otros), utilizando herramientas novedosas, no habituales; dando cabida a las redes sociales-profesionales aprovechando que ya están implantadas en la vida privada de muchos trabajadores; diseñar circuitos de comunicación alternativos, más eficientes y prácticos, más creíbles, descentralizando los flujos de comunicación.

OBSTÁCULOS. Las inercias añejas (sobre todo en el entorno funcionarial) provocan una resistencia al cambio implícita (y en algún caso también explícita). Directivos poco o nada implicados consiguen que se incremente la complejidad de macroproyectos estratégicos como éste; es necesario un sobreesfuerzo para convencer de la necesidad de su implantación. Me preocupa la dedicación y esfuerzo que tendremos que realizar el grupo de trabajo durante los próximos meses. Esfuerzo que puede llegar a ser desmotivador si no encontramos contrapesos (implicación de terceros, resultados óptimos, avances importantes,…) que nivelen la balanza y ayuden a que realmente exista una contribución efectiva de todos los componentes de la comunidad de práctica a la consecución de una cierta eficacia organizacional.

En estos párrafos están condensadas de forma deslabazada las dudas que me asaltan en este punto de pre-inicio. Saber gestionar las incertidumbres es un paso hacia el éxito. En ello estamos.

Anuncios

3 pensamientos en “Gestionando incertidumbres respecto a la comunicación interna

  1. Saludos Juanjo.
    La comunicación interna es un tema que me inquieta. En todas las administraciones en las que he trabajado he podido constatar lo mal que comunicamos en la administración, sobre todo a nivel interno. Ya iras contando como os lo montáis que estrategias planteáis y que resultados conseguís. Ánimo, ardua pero interesantísima tarea se te plantea.

    • Maria Antoria: De nuevo estoy de acuerdo contigo. Uno de los grandes problemas endémicos de la Administración (cualquiera que sea) es la mala comunicación (interna y externa). Intentaré ir contando los pasos que vayamos siguiendo aquí por si os sirve nuestra experiencia.
      Gracias por comentar.

  2. Pingback: Elaborando herramientas de trabajo | beta permanente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s