Impresiones sobre nuestro curso on-line

aprendizajeEn los últimos días he tenido un poco olvidado este sitio debido a una sobresaturación de trabajo por el avance en diferentes proyectos en los que estoy metido. Ahora que tras la tempestad llega un poco de calma, me gustaría dejar aquí mis primeras impresiones sobre el proyecto que mayor me dedicación ha exigido, que no es otro que la puesta en marcha del primer curso on-line elaborado, diseñado y coordinado por nosotros mismos, en nuestra propia plataforma de aprendizaje y colaboración que hemos estrenado.

Como digo, la elaboración de las distintas partes del curso, el aprendizaje y conocimiento del funcionamiento y aprovechamiento de la propia plataforma y la coordinación durante la primera semana del curso (comenzó el día 15 y concluirá el próximos 14 de diciembre), ha exigido un alto nivel de dedicación.

A propósito de todo ello, recojo algunas de las primeras impresiones y reflexiones sobre este nuevo (al menos para nosotros) medio formativo. Ahí van.

  • Triple estímulo para los participantes. 1. El propio contenido del curso. Quienes están participando en el curso están interesados en el tema y éste es el primer estímulo para todos. 2. En un primer momento de la implantación de este sistema (como es nuestro caso) el manejo y conocimiento de la plataforma; el descubrimiento de los pluggins colaborativos que permiten aportar y opinar.
  • La participación. Me parece la mayor virtud de este tipo de cursos formativos, que hay que saber potenciar. Esa posibilidad de interactuar con el resto de compañeros (tanto de forma síncrona como asíncrona), exponiendo opiniones, debatiendo sobre conceptos y estrategias con las que “luchamos” día a día.
  • La colaboración. La mayor influencia en el proceso de aprendizaje no la tienen los materiales o documentos que se facilitan por parte del profesor, sino la propia dinámica de las discusiones, por lo que el profesor debe ser coordinador de los contenidos y estimulador de participación. Ya no puede aspirar a ser quien más sepa del tema. Existe una hiperabundancia de información al alcance de todos que provoca que cualquier “alumno” pueda consultar, leer, contrastar cualquier información dada. El material didáctico ofrecido pasa a un segundo plano de importancia, pudiendo ser utilizado como estimulador de discusiones y debates. Éste realmente es el contenido importante del curso. Se aprende mucho más compartiendo, leyendo la opinión de iguales, debatiendo sobre un procedimiento; que simplemente leyendo un texto o un manual, o escuchando a un ponente. El protagonismo ha pasado a ostentarlo la propia plataforma y el debate generado.
  • Flexibilidad en la participación. Ya he comentado en varias ocasiones que abarcamos un área muy extensa y con mucha dispersión, lo que provoca en la formación presencial largos y costosos traslados. Este tipo de cursos virtuales, sin embargo posibilita la participación en el momento más adecuado, cuando el alumno se encuentra en condiciones óptimas para la participación (ya sea durante la jornada de trabajo o fuera de ella). Flexibilidad espacio-temporal que simplifica la compatibilidad de esta formación con otras tareas y responsabilidades, tanto laborales como personales.

Se aprende mucho más compartiendo, leyendo la opinión de iguales, debatiendo sobre un procedimiento; que simplemente leyendo un texto o un manual, o escuchando a un ponente

Y aunque parezca un poco prematuro porque no hemos hecho más que comenzar esta nueva etapa, estoy planteándome mejoras para ediciones posteriores de este primer curso. Son éstas:

  1. Permalink. Enlaces permanentes a propuestas, sugerencia, comentarios creativos que los alumnos de las ediciones anteriores hayan podido proponer a través, principalmente, de la participación en los distintos foros.
  2. Repositorio documental con los trabajos y documentos que han elaborado los participantes en otras ediciones. De tal forma que puedan ser consultados e incluídos en otros trabajos, enriqueciéndose continuamente el contenido.

Tendremos que ir asentando este tipo de formación en plataforma virtual en los próximos meses, no obstante es un reto ir adelantándose a nuevas y novedosas técnicas formativas: la formación en la “no-plataforma”. Utilización de herramientas dispersas y diversas, de acceso universal, que configuren un medio multiherramienta en el que los alumnos decidirán cual utilizan y con qué finalidad. Esto nos obligaría a una redefinición (mucho más profunda) de los aspectos más elementales que afectan a la formación en la empresa.

Un nuevo reto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s