Productividad offline

internet¿Están sobrevaloradas las herramientas virtuales de comunicación? En este mundo de la maximización de la productividad, ¿debemos utilizar de forma intensiva herramientas como el correo electrónico, redes sociales, Skype,…? ¿Dónde quedan los espacios para la reflexión, para el trabajo detenido y concentrado, para la planificación sin condicionantes? GTD (y otros sistemas de productividad personal) se basan principalmente en conjugar el verbo “hacer”, pero se nos olvida que para poder llegar a ese nivel de ejecución es necesario previamente la planificación. Es cierto que no todo lo que se hace necesita ser previamente planificado. Jerónimo Sánchez @jeronimosanchez, seguidor, practicante y gurú de GTD, divide muy acertadamente los proyectos a realizar en dos grupos: los “autogestionados” y los “formales”.

  1. Los autogestionados son aquellos que no necesitan ser elaborados concienzudamente. La acciones próximas se suceden una a otra de forma intuitiva. Por ejemplo: llevar el coche al taller para el mantenimiento periódico. No es necesario desarrollar el proyecto en acciones porque una vez iniciada la primera, la secuencia y el orden de las mismas es único. (1] llamar al taller para reservar hora, 2] agendar la cita, 3] llevar al taller el vehículo, 4] concertar día y hora de recogida, 5] agendar fecha de recogida, 6] retirar el coche del taller).
  2. Los “formales” requieren ser planificados siguiendo la metodología más ortodoxa de la planificación natural. Es decir, 1] Definir propósitos y principios, 2] visualizar los resultados esperados, 3] Provocar una tormenta de ideas sobre las particularidades y fases que hay que completar, 4] Organizar estas ideas de forma racional y lógica, 5] identificar las acciones que tenemos que llevar a la práctica. Finalmente trasladar esas acciones a nuestro sistema de gestión GTD para ser realizadas.

Por lo tanto, los proyectos formales necesitan ser meditados, planificados, elaborados,… Necesitan diseño. Las herramientas virtuales de comunicación pueden (o deben) ser utilizadas a la hora de llevar a cabo las acciones finales, pero deben estar completamente desconectadas en las primera y determinante fase de planificación, para ayudar a la concentración, la reflexión y el análisis. Para GTD es muy importante (al menos a mí me lo parece) las herramientas 2.0, las conexiones virtuales, permanecer on-line,… pero también es necesario los momentos de impás, los momentos off-line, de meditación y reflexión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s