GTD no es un sistema de gestión de proyectos

GTD no es un sistema de gestión de proyectos. En ello coincidimos muchos los que, en mayor o menor medida, trabajamos con él. El modelo de David Allen se centra muy especialmente en la gestión de tareas simples o de proyectos cuyo desarrollo necesita de pocas acciones. No obstante, es cierto que el sistema intenta integrar la realización y seguimiento de esas macrotareas que se pueden simplificar en otras tareas más pequeñas y que finalmente quedan reducidas a acciones a llevar a cabo de una forma ordenada.

Sigue leyendo… tag_move

 

Anuncios

10 pensamientos en “GTD no es un sistema de gestión de proyectos

  1. En este caso no puedo compartir tu afirmación. GTD es el mejor sistema que conozco para planificación de proyectos, siempre y cuando, añado, seas capaz de desaprender el resto de metodologías de planificación de proyectos.
    Argumentar esta afirmación excede el formato “comentario”, así que lo haré en las próximas semanas en forma de post, citando el tuyo, por supuesto, si te parece bien 🙂

    • José Miguel, el título del post tiene mucho de provocación. La idea es la de estimular al debate.

      Es cierto que la planificación natural es un elemento clave y fundamental para poner orden en todo proyecto. Y es cierto que la “libertad” que GTD permite, podemos introducir alguna variabilidad y/o herramienta que nos ayude a su desarrollo.

      Pero, ¿no crees que existen algunas lagunas que “obligan” a que cada uno introduzcamos propuestas para mejorar o adaptar el método?

      Gracias por comentar y por provocar debate. Por supuesto que puedes citar el post,… pero ¡no me des mucha “caña”, eh?!

  2. Estoy de acuerdo con JM. De hecho, creo que GTD es una de las pocas metodologías que da pautas sobre cómo puedes establecer prioridades basado tus objetivos y visión.

    Lo que has hecho con tu Kanban es simplemente cambiar la forma física de la lista de proyectos para que puedes visualizar el estado de cada uno (algo que otros hacen aplicando etiquetas), pero no va en contra de la necesitad GTD de tener un inventario completo de todos tus proyectos.

    • Gracias Jeroen por tu aportación. Siento no compartir contigo el adverbio (“simplemente”) puesto que el cambio entre los dos sistemas de control de proyectos (listado y kanban) no es menor.

      No sólo no pretendo ir en contra de la pauta que establece GTD, sino que profundizo intentando encontrar una mejora en la metodología.Tengo claro que lo que pretendo con mi Kanban es completar esta fase de GTD.

      A mí personalmente me aporta muchísimo. Conseguir visualizar el estado en el que se encuentran mis proyectos activos y que me ayude a determinar prioridades y/o tiempos de dedicación es fundamental.

      De nuevo gracias por pasarte por aquí.

  3. Te diré, Juanjo, que me ha gustado el enfoque. Porque estoy en un punto muy cercano al que tú expresas. Uso GTD (o procuro usarlo, para ser más exactos), y una de las cosas que me “fallan” es esa visión global de los proyectos vivos. El mero “repaso” al listado plano se me queda corto. He ensayado a renombrar a 1_Nombre aquéllos más prioritarios, pero me sigue resultando insuficiente. El planteamiento del tablero Kanban me ha gustado mucho.

    En el fondo, creo yo, no supone un “órdago” al GTD. Creo que es más una mejora, una forma más visual de hacer el repaso de proyectos, más “natural” incluso, diría yo.

    Abundando en esa idea de “complementar el GTD”, para proyectos “de la vida real” (proyectos más gordos, normalmente a nivel profesional), donde la complejidad de “acciones a realizar” puede requerir algo más de elaboración, yo suelo apoyarme en un “mapa mental” de todo el proyecto. Ese “mapa mental” es donde en un vistazo organizo “todo lo que tiene que pasar para llevar el proyecto a buen fin”, y a partir de ahí ya puedo ir alimentando la lista de acciones del GTD…

    En fin, lo dicho, gracias por plantear tu herramienta de visualización de proyectos. Creo que la adoptaré!!!

    • Raúl, yo también soy usuario convencido de las múltiples utilidades que se les puede dar a los mapas mentales. También los utilicé para visionar mis proyectos activos pero no conseguí sacarle el resultado esperado, y los utilizo (igual que tú) para ir anotando la secuencia en la que deben darse los subproyectos y las acciones subsiguientes.

      Me alegro que te parezca útil la adaptación del tablero Kanban que utilizo. Por supuesto que no pretendo corregir a David Allen (dios me libre), sino de ensamblar su metodología a mis necesidades reales y prácticas.

      Una de las virtudes que tiene GTD es que por mucho tiempo que lleves practicándolo siempre te quedan cosas por entender, aprender y aplicar; yo al menos, siempre parezco un recién llegado.

      Gracias Raúl por comentar 🙂

  4. Hola Juanjo
    Debes sentirte honrado que Miguel y Jeroen sean de los primeros en comentar la forma en que abordas los Proyectos. Sin hacer menos sus comentarios, me identifico mas con tus conclusiones. Dicen que la necesidad es la madre de la inventiva y para muchos que aun no alcanzamos a aplicar GTD en su totalidad, el abordar los proyectos como lo propones es una manera que apunta hacia esa direccion.
    Saludos

    • Pues efectivamente Humberto, que dos “monstruos” de la productividad como José Miguel y Jeroen se animen a comentar sobre mis humildes hábitos productivos me llena de orgullo y satisfacción. Bien es cierto que no me dejan en muy buen lugar, pero aún así es de agradecer puesto que aprendo y corrijo fallos y sesgos. De hecho he incluído un par de rutinas nuevas en mi sistema después de leer la “Planificación de proyectos para el mundo real” de José Miguel.

      Estoy de acuerdo contigo en que quienes todavía no alcanzamos los “niveles superiores” de aplicación de GTD debemos ir adaptándolo a nuestras posibilidades y herramientas.

      Gracias por pasarte por aqui y gracias por comentar 🙂

  5. GTD no sólo es util para proyectos simples, es valido para cualquier proyecto. Creo identificar por tu post que el problema no es de método, sino de herramienta. Y aquí nos encontramos con el principal problema de la productividad: la herramienta. GTD en eso es tan flexible que puedes utilizar cualquiera (incluso varias), y coincido con Jeroens, en que parece que lo que propones es una visión y organización de los proyectos, no una metodología de desarrollo para alcanzar un fin (resultado)

    En GTD, podemos tener la planificación de nuestros proyectos en cualquier soporte y/o herramienta que forme parte del Material de Consulta del proyecto. El caso es que muchas veces, se cree (no digo que sea tu caso) que GTD es recopilar, contextualizar y tener listas, y eso no es GTD.

    GTD es un método perfectamente válido para la gestión de proyectos (si entendemos ésta como el proceso desde que lo empezamos hasta que obtenemos el resultado obtenido). Y da igual que sea cambiar una bombilla, organizar tu boda o adquirir una nueva empresa, el proceso es el mismo, pero es evidente que a lo mejor la herramienta que soporte ese proceso no sea la misma

    Me ha gustado como has orientado el post, no coincido con la opinión… pero para eso buscabas la provocación, ¿no?
    Un saludo
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s