Líneas de meta en INprendedores públicos

metaEstos últimos días offline me han permitido aplicar mucha perspectiva a los acontecimientos que están orbitando en las últimas semanas alrededor de mi entorno más cercano. Uno de los que más me están ocupando y preocupando últimamente es el proyecto de INprendedores Públicos (tal y como se puede constatar con las últimas entradas de este sitio).

Me preocupa la pasividad del grupo que nos estamos dando cita en LinkedIN. Se supone que es un grupo compuesto por individuos motivados, que accedemos voluntariamente a él, que tenemos voluntad de participar y aportar,… Pero la realidad es bien distinta. Reina la pasividad, o la actitud expectante, o la inactividad improductiva,…

Posiblemente lo que está sucediendo en este grupo es un claro reflejo de la dura realidad que vivimos (y sufrimos) en la administración pública. Ambigüedad, falta de compromiso, falta de convicción en lo que se hace, o por los motivos por los que se hace.

¿Puedo hacer algo por mejorar esta situación? ¿Realmente es útil y necesaria mi participación? Si somos capaces de formularnos estas preguntas (u otras parecidas) es que la situación no depende de circunstancias ajenas a nosotros, sino del compromiso que queramos asumir con esas circunstancias.

Si la respuesta es un si rotundo (o al menos un si convencido), es que ha llegado el momento de la acción, del comportamiento proactivo, evitando la pasividad y la actitud expectante. “A ver que sale de todo esto y después decido si me implico y participo”, es lo que estamos pensando buena parte del casi medio centenar de miembros del grupo en LinkedIN.

¿O es que la propuesta que estamos planteando NO está suficientemente madura? ¿O es que las metas que nos hemos propuesto son excesivamente ambiciosas? ¿O es que estamos intentando tomar un atajo imposible con la finalidad de llegar de un salto, sin haber recorrido cada una de las etapas naturales que estamos obligados a ir cubriendo para asegurarnos unos cimientos sólidos?

¿Hay algo que podamos hacer para reconducir esta situación?

“Resulta prácticamente imposible motivar a alguien o a ti mismo para entrar en un juego que tiene una línea de meta de la cual no eres consciente” D. Allen.

Anuncios

Ordenando ideas sobre el cambio en la Administración

acuerdoEstoy siguiendo con muchísima atención la evolución del grupo de INprendedores Públicos en los distintos ámbitos en los que se ha planteado el debate y me gustaría detenerme y observar con cierta perspectiva el camino que comienza a trazarse, sobre todo porque en estos primeros momentos adentrarse por la senda equivocada condicionará el futuro del grupo.

A modo de tormenta de ideas:

Manual de generación del cambio en aapp

No termino de estar de acuerdo con que la elaboración del futuro manual deba ser el primer objetivo a conseguir. Tengo la impresión que un documento de trabajo compartido y de consenso como éste debería ser el efecto de la causa y no la causa misma. Es decir, parece que nos hemos reunido para dar vida al manual, cuando realmente no es así. Nos hemos reunido para dar salida a una inquietud (que creo que es común) de generar el cambio, innovar, proponer una nueva administración. El manual debería ser, a mi modo de ver, una de las consecuencias de los debates y la puesta en común de nuestras personales visiones.

Tengo que reconocer que lo de desarrollar un manual tiene de positivo su concreción, se trata de algo tangible, un objetivo palpable y, a corto plazo, posible. Pero insisto en que me parece que estamos “poniendo el carro delante de los caballos”.

A pesar de todo ello, y puesto que considero que es importante buscar un objetivo común para conseguir una mínima cohesión del grupo, acepto que éste sea el primer proyecto en común.

Procedimiento de trabajo

En este momento, la propia dinámica de participación nos ha llevado a asumir un procedimiento de participación que puede ser el adecuado, pero según lo veo yo es este:

1. Debate inicial.

Hemos aceptado LinkedIN como foro de debate. Tiene de positivo que es un entorno muy visible, un buen escaparate en donde colocarse para facilitar el acceso. Y de negativo, que la herramienta de debate no es demasiado cómoda para la interacción.

2. Concreción de ideas.

David propone utilizar Debategraph. A mí me parece correcto, puesto que hasta ahora existía un vacío en esta fase de concreción. La wiki no es todo lo ágil que necesitamos para ir dando forma a lo sugerido en los debates.

3. Resultado final.

Una vez que se han producido los debates) y se han ordenado la ideas generadas en ellos, conviene ir dejando el resultado final en un repositorio en donde se le pueda dar la forma definitiva y que permita practicar la última fase del debate; y para eso tenemos la wiki.

Herramientas utilizadas

Por lo tanto, las herramientas que podemos utilizar son:

herramientas InPub
Contenido

En principio hemos aceptado movernos con dos objetivos:

1] el encuentro presencial

Falta por decidir dónde, cuándo y cómo. Para el “dónde” se barajan dos opciones concretas. Personalmente pienso que mayo está demasiado cerca (y octubre demasiado lejos). El “dónde” queda supeditado al “cuando”, por lo que no es tema de debate. El “cómo” (aunque parezca de perogrullo) creo que hay que madurarlo. Evidentemente debe ser presencial, pero podríamos valorar, por ejemplo, compartir en streaming para que quienes no puedan asistir se sientan cerca y co-partícipes, o grabar en video algunas intervenciones (sino todas) para documentar ese encuentro.

2] la elaboración del manual

Tenemos el título (“Ideas para la generación del cambio en las aapp”), pero nos falta el “qué”, y el “para qué”, al menos yo no lo tengo claro. Por otra parte, las propuestas sobre el debate están un poco difusas (a pesar del esfuerzo de @davidrjordan en el Debategraph)

Conclusión

Tengo la impresión que debemos definir mejor los objetivos para poder utilizarlos como estímulo. Creo que tenemos que madurar algo más lo relativo al manual antes de lanzarnos a decidir el contenido del mismo. Y por supuesto, es fundamental en esta fase inicial del proyecto la participación y aportaciones de todos.

Creatividad expansiva

Entre mis tareas pendientes de realizar y que voy completanto poco a poco, se encuentra la de poner un mínimo de orden en mi lector de feed, GReader, tan potente como visualmente poco atractivo (al menos para mí).

Guardé hace semanas una entrada que leí en el blog de @antoniogalindog, “Administración Local 2.0” y que me pareció tan suculenta que pensé que tenía que dedicarle un poquito más de tiempo puesto que tenía la sensación que podría sacarle mucho jugo.

Esta mañana, después del madrugón diario y cuando el café comienza a hacer efecto, me he puesto a la tarea de revisar las entradas marcadas como favoritas y he llegado a “La innovación ya no sólo es para profesionales”. Me venía “al pelo” por el paralelismo en tiempo y espacio con el proceso de INprendedores públicos que, como sabéis está comenzando a dar frutos.

He vuelto a ver con muchísima atención la intervención de Charles Leadbeater en el Tex del año… ¡¡2005!!. Como dice Antonio, posee un gran interés y una tremenda actualidad.

No quisiera repetir las grandes ideas que me he ido anotando durante la charla, puesto que muchas de ellas coinciden con las que Antonio ha resaltado en su post, pero si me gustaría profundizar sobre los grandes conceptos que intenta transmitir.

Las mayor parte de la innovación disruptiva es acumulativa y colaborativa. Las ideas nacen de quienes usan el producto o el servicio, que son quienes le encuentran el significado real de su existencia.

Las grandes organizaciones (y por supuesto aquí están incluidas las administraciones públicas) están hundidas en el pasado, preocupadas de reforzar éxitos antiguos y con un temor patológico a lo novedoso, a lo desconocido. Los nuevos territorios, los espacios para la innovación están reservados a usuarios (internos y externos) apasionados. Que hacen cosas e invierten tiempo y recursos propios. Con un alto nivel de exigencia, por lo que utilizan estándares de calidad muy altos. Que trabajan a placer, a su ritmo, sin imposiciones. Que adquieren competencias, que aprenden del resto de los miembros del grupo. Que utilizan tecnología de forma intensiva. Capaces de conectarse para desarrollar proyectos complejos juntos.

Lo que demuestra que una actitud proactiva de los usuarios finales, los convierte también en co-productores del servicio o producto resultante.

Y todo ello enmarcado en un modelo abierto de participación y gestión, que para ser efectivo tendría que cumplir unos requisitos básicos:

  • Crear una plataforma de acceso abierto
  • Generar unas reglas simples de participación y colaboración
  • Facilitar unas herramientas de trabajo
  • Orquestar la conversación.

Sorprendentemente, todo ello conforma un paisaje muy concreto. ¿No le encontráis similitudes a lo que se está construyendo en INprendedores Públicos?.

Curioso ¿no?.

Innovación: ¿podemos hacerlo mejor?

comentandoLlevo unos días dándole vueltas a como enriquecer la wiki de INprendedores públicos para impulsar, en la medida de mis posibilidades, el despegue final. Tengo claro que para que otros que comparten visión y valores se animen a opinar, comentar, proponer,… es necesario algún estímulo de peso, que contrarreste la tendencia a la pasividad, a leer y asimilar sin exponer.

El proyecto de conjuntar a un grupo heterogéneo de trabajadores públicos es innovador, la idea es innovadora y los fines merecen el esfuerzo.

Buscando en twitter algún asidero para anclar los argumentos que sirvan de acicate, me encuentro una bateria de joyas en forma de mensajes, cuyo significado encierran mucho más de lo que aparentemente muestran. Merece la pena resaltarlas aquí.

Dedicado a los INnovadores, INtegradores, INprendedores públicos que comienzan a animarse a compartir, a crear, a proponer.

  • Innovar es imaginar y creer que lo imaginado se puede conseguir.
  • Innovar es una actitud permanente de cuestionar la forma de concebir algo, transformando ideas en realidades.
  • Innovar es pensar: “¿podemos heacerlo mejor?, ¿podemos hacerlo diferente?”
  • Si el empleado innovador gana, la empresa gana. Si el innovador es empleado público, quien gana es la sociedad.
  • Innovación es conseguir el objetivo, pero de una forma diferente y mejor que las conocidas.
  • Innovación no es el fin, es la herramienta para mejorar nuestro presente.
  • Innovación no es el objetivo, es una actitud.
  • Innovación es inconformismo y afán de superación.

Y un video: Innovar e un minuto.

INprendiendo con el teletrabajo

teletrabajoEn el grupo de INprendedores Públicos hemos propuesto un tema para comenzar a “romper el hielo” de los debates e intercambios de posturas y opiniones: el teletrabajo en las administraciones públicas.

El tema no es menor, en cuanto que supone una de las reivindicaciones más repetidas de los últimos tiempos para modernizar el papel del trabajador público y permitir que éste no sólo autogestione el contenido de su trabajo, sino también el momento para desarrollarlo. Es el cumplimiento de aquella máxima con la que teletrabajo comenzó a implantarse en los años setenta en Estados Unidos: “adaptar el trabajo al trabajador y no el trabajador al trabajo”.

A través del informe de introducción que hemos propuesto en la wiki se detectan una serie de puntos clave, sobre los que iremos profundizando, pero que condicionan la correcta implantación de este modelo de trabajo en un entorno tan particular como el de los servicios públicos.

Los factores que a mí me parecen dignos de debate son:

1. Uso de la tecnología. En la “Guía de teletrabajo” de la AGE (2006) se establece un prerrequisito para aquellos que quieran acogerse al plan piloto, que es el de poseer unos conocimientos suficientes de ofimática. Me parece fundamental, pero ¿podríamos estar incurriendo en discriminar a quien no posee esos conocimientos? ¿podíamos, de esta forma, estar colaborando en hacer más profunda la brecha digital? Por otra parte, en este punto hay que cuidar la confidencialidad y protección de datos de usuarios y ciudadanos afectados por los procedimientos teletrabajados, lo que provocaría que se tuvieran que extremar las precauciones en el tratamiento de información.

2. Voluntariedad.  El teletrabajo no es ni más ni menos, que una modalidad de desarrollo de la actividad profesional y no debería ser impuesta. A pesar de los muchos beneficios que pueda reportar, este tipo de formato debe estar presidida por la voluntariedad. La potestad que cada trabajador debería tener para decidir si adoptar o no esta modalidad de trabajo.

3. El condicionante tiempo. No sólo cuánto, sino también cuándo y en qué momento. La orden del 2006 que promovía la implantación de programas piloto de teletrabajo en departamentos ministeriales no acotaba el tiempo máximo de la jornada teletrabajada. ¿Habría que limitarlo?. ¿Y habría que acomodarla en jornadas completas, o podría realizarse dividiendo una misma jornada en presencial y teletrabajada?

4. Actividades que se desarrollan. En un primer momento lo más adecuado es pensar en implantar el teletrabajo en aquellos entornos de la administración dedicados a la gestión del conocimiento. Es decir, puestos y actividades en los que no existe una relación directa con el ciudadano, aunque también en estos puestos se gestiona conocimiento. Un reto importante debería ser la implantación de teletrabajo también para los trabajadores de atención directa al ciudadano, en la medida en que las características y condicionantes del puesto de trabajo lo permita.

5. Objetivos e indicadores. Este es seguramente el mayor reto. Establecer unos objetivos de rendimiento medibles y evaluables y unos indicadores realistas, simples y fáciles de objetivar. Esta sería la puerta de entrada a otra dimensión en el trabajo de los funcionarios públicos, que permitiría cambiar radicalmente la relación laboral entre trabajadores y Administración. El teletrabajo entendido como medio y no como fin en sí mismo. 1. Establecer objetivos 2. Fijar indicadores 3. Medir objetivamente (y de forma sencilla) 4. Comprobar los resultados 5. Aplicar medidas que compensen deficiencias (mayor carga de trabajo, o menor sueldo, o dejar de ser teletrabajador, o…)

Si os interesa el tema (seais trabajares públicos o no) podeis informaros con más detalle y, sobre todo, debatir sobre él en la wiki de INprendedores Públicos.

Unas ideas para el debate. INprendedores Públicos

DudasComienza a darse vida a un grupo de inquietos trabajadores públicos de diversos orígenes (tanto geográficos como profesionales) que pretenden “darle una vuelta” a esto de la Administración  y los servicios públicos que se ofrecen en nuestro país.

Tras unos días de propuestas deslabazadas y deshilbanadas, en este momento ya existen dos líneas de trabajo: la wiki simpleGov (a la que me refería en el anterior post) y un grupo en LinkedIN “Encuentro INprendedores Públicos” que está intentando dar forma a un encuentro presencial para “consolidar” toda esta iniciativa.

Personalmente, creo que lo tiene mayor proyección a corto plazo es la wiki en donde se han planteado demasiados frentes de debate. Por un lado está la presentación del planteamiento conceptual del grupo (objetivos, finalidades, herramientas a utilizar,…), por otro la idea de ir debatiendo grandes temas que nos ocupan y preocupan a los trabajadores públicos, y por otro la idea con la que fue generada la wiki originariamente, el trabajo compartido para simplificar procesos y procedimientos de las diferentes administraciones públicas. Demasiado “ruido” en tan poco espacio.

Por ello, me gustaría lanzar una propuesta (de la que tampoco estoy muy convencido) para intentar racionalizar los debates. La idea es la siguiente:

  • Generar una nueva wiki (con el nombre de la iniciativa: “INprendedores Públicos”), en donde concentremos:
    • Las cuestiones conceptuales sobre el grupo, con el fin de seguir (o mejor, comenzar) discutiendolas
    • Enlaces al resto de plataformas que darán forma a las diferentes vías de diálogo que se están abordando (wikis como simpleGov, LinkedIN, blogs de los miembros del grupo, Slideshare, Youtube…)
  • Mantener la wiki simpleGov para proponer, debatir e indexar las “ideas radicales” que nos permitan “crackear” la administración.
  • Generar plataformas que nos permitan compartir información en diferentes formatos (slideshare, youtube,…)

Esta propuesta no es más que el intento de ordenar los recursos que estamos comenzando a generar para evitar solapamientos futuros o colapsos de informaciones o debates.

Dudas que me asaltan:

  • ¿No provocaremos demasiada diversificación de herramientas?
  • ¿No sería mejor concentrar en un único espacio todas las iniciativas generadas en el entorno de los INprendedores públicos?
  • ¿No estaremos proponiendo demasiadas líneas de actuación en este momento?
  • ¿Deberíamos elaborar una (aunque sea básica) “estrategia” para estimular la participación de aquellos compañeros que se encuentran “escondidos y ocultos entre tuits” (sic Antonio Galindo)?

¿Qué os parece? Se aceptan todo tipo de sugerencias.