Capturar ideas

Una de las fases más importantes de la productividad personal es la de capturar. Consiste en captar, recoger, apropiarse, en definitiva, capturar cualquier idea, ocurrencia, propuesta, tarea pendiente,… En muchas ocasiones nos aborda cuando menos lo esperamos, en el lugar más insospechado y por supuesto, casi siempre lejos de cualquier accesorio para tomar nota.

Yo tengo dos formas de capturar las ideas:

  1. Cuando me encuentro ante el ordenador (paso muchas horas frente a él diariamente) lo tengo muy fácil. Siempre utilizo Evernote y para facilitarme la labor siempre lo tengo abierto. Si me encuentro en un entorno windows, maximizo la aplicación y añado una nota en la libreta “Inbox“. Si estoy en casa (mac) utilizo un script para Quicksilver (por cortesia de ThinkWasabi) que me permite capturar la idea de una forma rápida y simple.
  2. Si no tengo ningún ordenador a mano intento anotar la idea (en una hoja de libreta, un folio, la parte trasera de un ticket de Mercadona,…) y a continuación lanzo la aplicación de Evernote en mi smartphone y hago una foto a la hoja o el ticket. Automáticamente queda alojado en la carpeta Inbox.

capturar

Un dato muy importante a tener en cuenta, es que para sacar partido a un buen sistema de captura hay que proceder a recopilar y revisar periódicamente lo capturado. De nada sirve recoger y anotar una brillante idea si después no revisamos y procesamos la nota en donde ha quedado registrada.

Anuncios