7 capacidades que debe tener todo emprendedor

7capacidades

Emprender

Emprender es un término de moda. Existe quienes ya están cansados de que la palabreja se encuentre incrustada en prácticamente todas las frases que pretenden incitar a realizar algo novedoso y/o arriesgado. El diccionario de la RAE  dice que:

emprendedor es aquel atrevido que comienza una obra o negocio, especialmente si éste encierra dificultad o peligro

Es decir, que la acción de emprender lleva implícita una carga de riesgo que todo aquel que se atreve a iniciar debe asumir.

En el contexto de crisis actual el emprendimiento o emprendizaje se relaciona con el inicio de una actividad empresarial a pequeña escala. En este sentido, emprender es sinónimo de pequeño empresario.

No obstante, la capacidad para emprender no puede circunscribirse exclusivamente al inicio de una actividad empresarial que lleva implícito un riesgo o dificultad inicial, sino que puede aplicarse también a todos aquellos que, en el ámbito profesional estable, se atreven a asumir esas dificultades y riesgos en lo que puede denominarse un intraemprendimiento, es decir en un emprendimiento en el interior de su propia empresa o entorno laboral.

Sigue leyendo… tag_move

Innovación en twitter #1

Los tweets sobre #innovación más interesantes de las últimas horas:

… y los tweeteros más activos:

innovacion activos1Anuncio_Bp.es

La Proactividad y GTD

GTD es un método productivo. Esa afirmación puede tener connotaciones peyorativas para algunos (sobre todo para aquellos que no se han acercado a él y lo consideran casi una secta). Sin embargo GTD puede convertirse en una filosofía de vida, en una forma de entender, no sólo la productividad y la racionalización de esfuerzos, sino también la forma de comportarse. GTD puede llegar a convertirse en una actitud vital.

Una de las muchas habilidades que nos propone David Allen en su “Organízate con eficacia” es la necesidad de eliminar los hábitos reactivos y convertirnos en seres proactivos, anticipadores, innovadores.

La Proactividad ha sido definida por multitud de expertos en diferentes entornos.

Etimológicamente el termino proactividad procede del latín, el cual está compuesto por dos palabras “pro”, que significa ‘antes de’, y “actividad” que significa ‘facultad de obrar’, ‘diligencia o eficacia’. Desde la Wikipedia hasta Ralf Schwarzer, pasando por Stephen Covey han intentado enfatizar sus grandes virtudes.

La proactividad es el primero de los hábitos efectivos que aborda Stephen Covey en su “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”. Decía que,

…como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas. Nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones. Podemos subordinar los sentimientos a los valores. Tenemos la iniciativa y la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan

La proactividad es algo así como ser consciente de las responsabilidades que tenemos y asumir que queremos controlarlas. Tener la iniciativa de adelantarte a los acontecimientos y no ir a remolque de los mismos. Querer influir en la soluciones a los problemas y no dejar que los problemas se enquisten o avancen por sí solos.

Tenemos la responsabilidad de que las cosas que nos afectan sucedan y además que sucedan de una forma que a nosotros nos interese.

¿Eres proactivo o reactivo? Te propongo hacer el siguiente test para averiguarlo:

Test para comprobar tu proactividad:

# ¿Cumples los compromisos que adquieres? ¿O te excusas en muchas ocasiones alegando mucho trabajo u otros compromisos irrenunciables?.

Actitud proactiva: Sólo adquiero compromisos que tengo la certeza de que cumpliré.

# ¿Eres crítico con la actitud de tus compañeros o conocidos?

Actitud proactiva: Ejercer la autocrítica sana y saludable en vez de hacer valoraciones de comportamientos de terceros, cuyas motivaciones o circunstancias desconocemos.

# ¿Reflejas involuntariamente en otros tus propias debilidades? ¿Te escudas en el comportamiento de los demás para incumplir tú tus responsabilidades o compromisos?

Actitud proactiva: Ser cumplidor. Ser modelo (aunque sólo sea para ti mismo)

# ¿Deseas llegar a todos los sitios, asumir todas las tareas y responsabilidades? ¿Te gustaría ser el niño en el bautizo, y el novio en la boda?

Actitud proactiva: Trabajar sobre la cosas que controlas, que conoces. Deja a otros las tareas o proyectos cuyo tema o contenido no controlas. Delegar

# ¿Consideras que el gran problema de tu vida (personal o profesional) son los demás? ¿Crees que casi siempre los culpables son los otros?

Actitud proactiva: Haz examen de conciencia. Lo negativo no es el compartamiento de los demás, sino tus propios pensamientos. Toma a los demás como ejemplo de superación, no como excusa de tus debilidades.

# ¿Justificas tus errores constantemente?, ¿en ocasiones utilizas ante los demás argumentos insostenibles para convencer de que la culpa no fue tuya?

Actitud proactiva: Se consciente que tu presente es consecuencia de tu pasado. Lo errores no deben utilizarse para ser justificados sino para aprender de ellos. Pero sólo aprenderemos si humildemente los consideramos nuestros errores.

# Ante cualquier problema o situación sobrevenida no controlada, ¿te lamentas de tu desgracia y mala suerte y te deprimes?

Actitud proactiva: Buscar soluciones a los problemas no previstos. Pensar que puede ser un motivo para detectar errores y sus consiguientes áreas de mejora. Es una forma de hacernos más fuertes.

# ¿Haces planes personales y profesionales a largo plazo, o vives el día sin pensar en lo que vendrá después?

Actitud proactiva: Planificar los entornos a largo plazo. Trazar rutas ideales. Marcarse obtetivos a medio y a largo plazo que nos gustaría cumplir. Colocarlos en el horizonte. Caminar hacia ellos.

# ¿Realizas tu trabajo de manera mecánica y rutinaria?

Actitud proactiva: Ser innovador y creativo en el trabajo. Pensar en cómo poder hacer mejor las cosas o en hacerlas de forma distinta. Proponer cambios sin miedo. Asumirlos sin reticencias, viendo en ellos oportunidades de mejora.

Decídete y triunfarás en la vida.
Nunca pienses en la suerte,
porque la suerte es el pretexto de los fracasados.

(Pablo Neruda)

Innovación pública, inercias y Maslow

Que son malos tiempos para la innovación, creo que hay duda de ello. Decía Maslow en su famosa teoría que mientras no tengamos resueltos las necesidades más primarias no podemos estar preocupados por expectativas mas elevadas. Y hoy por hoy, asegurar unas condiciones dignas de trabajo es una necesidad primaria para muchos trabajadores públicos; y, por tanto, preocuparse de innovar, proponer, mejorar la calidad de servicios,… son expectativas elevadas.

Romper inercias en la innovación pública es la tarea más complicada. Esas barreras que tanto los ajenos como los propios se obstinan en mantener y reforzar. Los ajenos (las direcciones) por la seguridad que reporta utilizar procesos, procedimientos y herramientas que conocen y controlan; y los propios (trabajadores) porque realizar tareas que traspasan su zona de confort supone un vértigo que no están dispuestos a experimentar.

Leo (y me gusta) la propuesta que hace Andrés Nin en su blog sobre cómo implantar una cultura para la innovación en las aapp. Pero, ¿se han tenido en cuenta las inercias? ¿se ha reparado en que, por un lado el control y la seguridad que buscan los jerarcas, y por otro las zonas de confort que los trabajadores no están dispuestos a abandonar, ejercen una fuerza centrípeta que es muy difícil vencer?

Sólo se me ocurre oponer a ésta fuerza otra centrífuga alimentada de ilusión, de ganas de mejorar, de redescubrir, de experimentar…

Entornos de colaboración

La complejidad de crear entornos que  promueban la colaboración entre miembros del grupo, provoca que se teorice muchísimo sobre el tema.

Mi aportación (no tiene la categoría de “teoría”) sobre cuales son los tres elementos fundamentales facilitadores de la participación y colaboración en el seno de los grupos de trabajo:

colaboracion

Estimular la innovación intra-Administración

¿Está la Administración pública preparada para crear ambientes y entornos para estimular la innovación? ¿Cree la Administración en la innovación como herramienta para autoregenerarse y evolucionar?

Pasos a seguir para implantar entornos innovadores en las Administraciones Públicas:

Encontrar los “POR QUÉ”

  • ¿Por qué las aapp deben innovar?
  • ¿Por qué es necesario inventar, indagar, investigar, arriesgar?

Averiguar los “PARA QUÉ”

  • ¿Para qué es necesario invertir en innovación?
  • ¿Para qué dedicar esfuerzos?
  • ¿Para qué dedicar recursos?

Crear los “CÓMO”

  • ¿Cómo convencer a los estamentos más estáticos y conservadores?
  • ¿Cómo modificar inercias pasadas?
  • ¿Cómo estimular a los trabajadores?
  • ¿Cómo crear ambientes y entornos?

Dejar que se autoelijan los “QUIÉN”

  • ¿Quién puede innovar?
  • ¿Quién puede participar?
  • ¿Quién debe impulsar?

Entre todos decidir los “QUÉ”

  • ¿Qué herramientas podemos utilizar?
  • ¿Qué entornos es necesario potenciar?

Capturar ideas

Una de las fases más importantes de la productividad personal es la de capturar. Consiste en captar, recoger, apropiarse, en definitiva, capturar cualquier idea, ocurrencia, propuesta, tarea pendiente,… En muchas ocasiones nos aborda cuando menos lo esperamos, en el lugar más insospechado y por supuesto, casi siempre lejos de cualquier accesorio para tomar nota.

Yo tengo dos formas de capturar las ideas:

  1. Cuando me encuentro ante el ordenador (paso muchas horas frente a él diariamente) lo tengo muy fácil. Siempre utilizo Evernote y para facilitarme la labor siempre lo tengo abierto. Si me encuentro en un entorno windows, maximizo la aplicación y añado una nota en la libreta “Inbox“. Si estoy en casa (mac) utilizo un script para Quicksilver (por cortesia de ThinkWasabi) que me permite capturar la idea de una forma rápida y simple.
  2. Si no tengo ningún ordenador a mano intento anotar la idea (en una hoja de libreta, un folio, la parte trasera de un ticket de Mercadona,…) y a continuación lanzo la aplicación de Evernote en mi smartphone y hago una foto a la hoja o el ticket. Automáticamente queda alojado en la carpeta Inbox.

capturar

Un dato muy importante a tener en cuenta, es que para sacar partido a un buen sistema de captura hay que proceder a recopilar y revisar periódicamente lo capturado. De nada sirve recoger y anotar una brillante idea si después no revisamos y procesamos la nota en donde ha quedado registrada.

Perfilando un nuevo proyecto

Ha surgido estos días en el trabajo la posibilidad de desarrollar un nuevo proyecto. Ha llegado de forma imprevista, sin haberlo convocado, sin saber muy bien el motivo por el que está ahí. Pero lo cierto es que está reclamando nuestra atención de forma urgente, no demorable.

Los resultados del desarrollo e implantación de este proyecto pueden ser muy importantes y trascendentales. Tanto como que pueden ayudarnos a implantar un nuevo sistema de trabajo innovador, y eso dentro de la administración son palabras mayores. Es una oportunidad que no podemos perder.

Se necesitan resultados urgentes y la tentación es abordarlo sin más. Aplicar la experiencia, nuestros conocimientos. Convocar un par de reuniones. Poner en común las líneas de actuación… y actuar.

Sin embargo eso no es lo aconsejable. En situaciones de urgencia como ésta hay que aplicar un poco de pausa (aquel dicho castellano de “vísteme despacio que tengo prisa“). En momento de caos es imprescindible la perspectiva. Es la única forma de elaborar una planificación básica. Y por supuesto, aplicar método. Huir de improvisaciones. Seguir la metodología de desarrollo de proyectos que nos ha dado tan buen resultado en los últimos años. Planificar, hacer, medir y comparar, y finalmente rectificar lo mejorable.

En resumen, en momentos de caos hay que aplicar una fórmula sencilla: perspectiva + planificación + método.

Líneas de meta en INprendedores públicos

metaEstos últimos días offline me han permitido aplicar mucha perspectiva a los acontecimientos que están orbitando en las últimas semanas alrededor de mi entorno más cercano. Uno de los que más me están ocupando y preocupando últimamente es el proyecto de INprendedores Públicos (tal y como se puede constatar con las últimas entradas de este sitio).

Me preocupa la pasividad del grupo que nos estamos dando cita en LinkedIN. Se supone que es un grupo compuesto por individuos motivados, que accedemos voluntariamente a él, que tenemos voluntad de participar y aportar,… Pero la realidad es bien distinta. Reina la pasividad, o la actitud expectante, o la inactividad improductiva,…

Posiblemente lo que está sucediendo en este grupo es un claro reflejo de la dura realidad que vivimos (y sufrimos) en la administración pública. Ambigüedad, falta de compromiso, falta de convicción en lo que se hace, o por los motivos por los que se hace.

¿Puedo hacer algo por mejorar esta situación? ¿Realmente es útil y necesaria mi participación? Si somos capaces de formularnos estas preguntas (u otras parecidas) es que la situación no depende de circunstancias ajenas a nosotros, sino del compromiso que queramos asumir con esas circunstancias.

Si la respuesta es un si rotundo (o al menos un si convencido), es que ha llegado el momento de la acción, del comportamiento proactivo, evitando la pasividad y la actitud expectante. “A ver que sale de todo esto y después decido si me implico y participo”, es lo que estamos pensando buena parte del casi medio centenar de miembros del grupo en LinkedIN.

¿O es que la propuesta que estamos planteando NO está suficientemente madura? ¿O es que las metas que nos hemos propuesto son excesivamente ambiciosas? ¿O es que estamos intentando tomar un atajo imposible con la finalidad de llegar de un salto, sin haber recorrido cada una de las etapas naturales que estamos obligados a ir cubriendo para asegurarnos unos cimientos sólidos?

¿Hay algo que podamos hacer para reconducir esta situación?

“Resulta prácticamente imposible motivar a alguien o a ti mismo para entrar en un juego que tiene una línea de meta de la cual no eres consciente” D. Allen.

Propuestas para un Manifiesto ágil de las AAPP

chalk_board.png Algunas propuestas a mano alzada para una Manifiesto ágil / simple de la Administración Pública:

  1. Estimular la interacción entre los profesionales, por encima de procesos y herramientas.
  2. Ofrecer un servicio público útil, eficaz y eficiente, por encima de burocracias y procedimientos
  3. Posibilitar la colaboración con el ciudadano, por encima de la relación unidireccional y las actitudes paternalistas.
  4. Potenciar la innovación, por encima de cumplimiento de planes estratégicos.

Vaciar la administración de burocracias y procedimientos inútiles. Potenciar la confianza y la interactividad. Facilitar la participación y la cogestión.