Capturar ideas

Una de las fases más importantes de la productividad personal es la de capturar. Consiste en captar, recoger, apropiarse, en definitiva, capturar cualquier idea, ocurrencia, propuesta, tarea pendiente,… En muchas ocasiones nos aborda cuando menos lo esperamos, en el lugar más insospechado y por supuesto, casi siempre lejos de cualquier accesorio para tomar nota.

Yo tengo dos formas de capturar las ideas:

  1. Cuando me encuentro ante el ordenador (paso muchas horas frente a él diariamente) lo tengo muy fácil. Siempre utilizo Evernote y para facilitarme la labor siempre lo tengo abierto. Si me encuentro en un entorno windows, maximizo la aplicación y añado una nota en la libreta “Inbox“. Si estoy en casa (mac) utilizo un script para Quicksilver (por cortesia de ThinkWasabi) que me permite capturar la idea de una forma rápida y simple.
  2. Si no tengo ningún ordenador a mano intento anotar la idea (en una hoja de libreta, un folio, la parte trasera de un ticket de Mercadona,…) y a continuación lanzo la aplicación de Evernote en mi smartphone y hago una foto a la hoja o el ticket. Automáticamente queda alojado en la carpeta Inbox.

capturar

Un dato muy importante a tener en cuenta, es que para sacar partido a un buen sistema de captura hay que proceder a recopilar y revisar periódicamente lo capturado. De nada sirve recoger y anotar una brillante idea si después no revisamos y procesamos la nota en donde ha quedado registrada.

Anuncios

Incoherencias y software libre

software¿Existe incoherencia en defender vehementemente la utilización de software libre y, al mismo tiempo, usar un ordenador de Apple? ¿Es congruente tener una macbook, estar encantado con él e instalar aplicaciones informáticas de código abierto?

Yo opino que ambas cosas son compatibles. Soy claro ejemplo de ello. La verdad es que no sólo, y sobre todo, utilizo el sistema operativo de Apple, sino que también soy usuario (a la fuerza) de windows y también de Linux (Ubuntu y LinuxMint). En todo aquello que puedo decidir, instalo sólo software libre o de código abierto (con alguna excepción puntual). Es decir, que aunque algunos de los sistemas operativos utilizados sean privativos, prácticamente todas las herramientas informáticas que posiciono sobre ellos es libre.

No obstante, esta “incongruencia relativa” me aborda casi cada vez que me siento ante mi macbook. Con el fin de liberar mi conciencia, he decidido realizar una pequeña tormenta de ideas. No tiene validez mas allá de la utilidad personal para aclarar la visión y valores que me mueven a todo esto.

¿Qué busco en un sistema operativo?

Muchas cosas, pero sobre todo: Seguridad, fiabilidad, comodidad, rapidez, que sea confiable y visualmente agradable.

¿Qué encuentro en un sistema operativo libre (linux)?

Pues buena parte de lo que exijo. Es seguro, es fiable (aunque he tenido últimamente alguna mala experiencia), es cómodo (muy cómodo), es rápido (si consigo adecuar la distribución a las limitaciones técnicas del aparato), es confiable y, finalmente, es visualmente muy agradable (sobre todo gracias a los avances que se han realizado en los últimos años).

Sólo puedo poner dos peros (que en mi caso me limitan bastante para trabajar): 1] en algunos casos tengo serios problemas para instalar aplicaciones (por supuesto, de las no incluidas en los repositorios de la distribución); y 2] en la mayoría de los casos tengo importantes dificultades para instalar accesorios periféricos puesto que me es muy complicado localizar drivers (es cierto que aquí también ha habido un gran avance en los últimos años), por lo que tengo diferentes aparatejos que no puedo utilizar con linux.

¿Qué busco en las aplicaciones informáticas que instalo?

Básicamente: que sea fácil y simple su utilización, que me permita hacer lo que necesito y quiero hacer (es decir, que no me limite) y que, posteriormente, pueda compartir lo que hago.

¿Que encuentro en las aplicaciones libres?

Pues exactamente lo que busco. Utilizo Firefox y Chrome (no Safari), Thunderbird (no Outlook), Libre Office y Gdoc (no Ms Office), Task Coach (no Things), XMind y Freemind (no Mind Manager)… Tan sólo puedo poner alguna pega a alguna aplicación de las que utilizo: su estética manifiestamente mejorable.

Pero la carne es débil y ésta es mi debilidad: utilizar un sistema operativo seguro, fiable, cómodo, rápido, confiable, visualmente muy agradable,… pero privativo.

Prometo mejorar.

Superando una crisis de identidad productiva

Resultados negativosEn las últimas semanas estoy replanteándome mi rendimiento productivo y la organización que mantengo en los últimos meses. Tengo que aclarar que esta “revisión de método” en mi caso es cíclica y que periódicamente entro en crisis y me obligo a replantear mis hábitos y mi organización con respecto a la productividad.

Ya he dicho en varias ocasiones que practico [o lo intento] GTD y en él soy [y me siento] aprendiz. Soy consciente que no lo aplico de forma ortodoxa y, aunque mi deseo es llegar a hacerlo algún día, estoy razonablemente satisfecho tanto con la manera de implementarlo a mi actividad diaria como en los resultados que obtengo. Aún así estoy seguro que hay mucho margen de mejora e intento leer, interiorizar, practicar, e implantar nuevos hábitos.

Sigue leyendo