Innovación pública, inercias y Maslow

Que son malos tiempos para la innovación, creo que hay duda de ello. Decía Maslow en su famosa teoría que mientras no tengamos resueltos las necesidades más primarias no podemos estar preocupados por expectativas mas elevadas. Y hoy por hoy, asegurar unas condiciones dignas de trabajo es una necesidad primaria para muchos trabajadores públicos; y, por tanto, preocuparse de innovar, proponer, mejorar la calidad de servicios,… son expectativas elevadas.

Romper inercias en la innovación pública es la tarea más complicada. Esas barreras que tanto los ajenos como los propios se obstinan en mantener y reforzar. Los ajenos (las direcciones) por la seguridad que reporta utilizar procesos, procedimientos y herramientas que conocen y controlan; y los propios (trabajadores) porque realizar tareas que traspasan su zona de confort supone un vértigo que no están dispuestos a experimentar.

Leo (y me gusta) la propuesta que hace Andrés Nin en su blog sobre cómo implantar una cultura para la innovación en las aapp. Pero, ¿se han tenido en cuenta las inercias? ¿se ha reparado en que, por un lado el control y la seguridad que buscan los jerarcas, y por otro las zonas de confort que los trabajadores no están dispuestos a abandonar, ejercen una fuerza centrípeta que es muy difícil vencer?

Sólo se me ocurre oponer a ésta fuerza otra centrífuga alimentada de ilusión, de ganas de mejorar, de redescubrir, de experimentar…

Innovar en la Administración Pública

InnovandoHace unos días apareció un post en el blog del Plan de Innovación Pública (PIP) de Euskadi, escrito por Iñaki Ortiz en el que se plantea la necesidad de caminar hacia la innovación pública en estos momentos de crisis. Me gustaría aportar desde aquí mi visión metodológica de como se podría plantear eso tan deseado por muchos y de tan difícil abordaje que es la Innovación en la Administración Pública.

Sigue leyendo

La zona de confort y el estado “beta”

Vicki & Chuck Rogers

En el apartado “Sobre este sitio” explico qué es y qué me gustaría que fuera este blog, al mismo tiempo que argumento el por qué del nombre que he elegido para él. Como digo ahí, la expresión “beta permanente” tiene un significado rotundo (al menos en la interpretación libre que yo hago). Experimentar, construir, facilitar la incorporación de nuevas tecnologías, el estímulo de repensar para inspirar, incluso repensar para medir. El estado “beta” es un estado inestable e inseguro por lo que puede ser los suficientemente estimulante como para adjudicárselo a uno mismo.

Sigue leyendo